martes, 20 de febrero de 2018

El cole vuela alto

Dentro de las actividades programadas en el Proyecto "Educaaves", que estamos desarrollando en nuestro centro, hoy hemos contado con la agradable visita de dos técnicas del CREA (Centro de Recuperación de Especies Amenazadas), del Quiebrajano en Jaén, que entre sus objetivos tiene el de recuperación de los ejemplares de fauna amenazada o protegida y dar a conocer al público en general los efectos negativos de la interferencia humana en la fauna.
D.ª Elena Zarco del Valle, bióloga y D.ª María José Arriaza Aguilar, veterinaria han sido las encargadas de transmitirlo.


En dos sesiones formativas dirigidas al alumnado de segundo y tercer ciclo de primaria y con apoyo de material gráfico y otros elementos han conseguido en poco más de una hora, que se nos ha hecho muy corta,  y de una manera muy clara e interesante, han propiciado un recorrido por la fauna que nos rodea y que en algunas ocasiones deben de recuperar. Así, han repasado las principales rapaces, tanto diurnas como nocturnas que vuelan nuestros cielos, también han hecho lo propio con otros grupos de aves: pájaros, zancudas,... , todas con algo en común que tenemos la suerte de aún, poder observarlas en nuestro entorno. Pero la fauna terrestre ha tenido también su sitio, algunos los reptiles y anfibios han sido presentados, para concluir con los mamíferos.

De todos ellos se ha destacado su grado de protección y respeto, por lo que la labor de difusión de las practicas de buen uso del medio ambiente han estado siempre presentes.
Para terminar, guardaban una sorpresa para nosotros que ha sido la presentación de dos rapaces, que por el mal uso por parte del ser humano, no podrán volver a su medio natural, aunque si servirán para promover el respeto por la naturaleza. En concreto se trataba de una preciosa lechuza común, que tras un atropello ha resultado dañada de un ala. La otra rapaz era diurna, un ratonero común , que fue robado del nido cuando era un pollo y criado por su captor, con lo que no ha tenido el aprendizaje de sus progenitores y ya no es apto para vivir de forma natural.
En todo momento el alumnado, siguiendo las indicaciones de las responsables, ha sabido guardar silencio y respetar las aves, para que no se sintiera amenazadas ni incomodas, sabiendo que su lugar es ayudar al hombre controlando las poblaciones de roedores en la naturaleza y deleitándonos con su belleza y majestuoso vuelos, y no ser exhibidas en ruidosas ferias ni otros lugares parecidos.Agradecemos al CREA y a las responsables de la actividad, María José y Elena. por su buen hacer y la cercanía demostrada con el alumnado, con el que desde el primer momento han empatizado, puede que en parte fruto también de la labor medioambiental que desde hace años se está desarrollando en el centro con el imprescindible apoyo y colaboración de las familias. Muchas gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario