martes, 1 de enero de 2013

Villancicos poéticos

Estos villancicos de Carlos Murciano, nos acercarán a estos días de una forma distinta:

Villancico del Capitán Pirata
- Capitán Pirata,
¿vas a ver al Niño
o a meter la pata?

(La pata de palo
y el parche en el ojo.
Malo. Malo. Malo).

Tran, tran, tran, tran, tran.
- ¿Se puede, Señora?
- Pase, Capitán.

(¡Qué bien educado!)
- Esto es para el Niño.
- ¿Robado o comprado?

- Bueno, pues... Qué lata.
(No te ruborices,
Capitán Pirata.)

- ¡Lo que yo daría
porque ella olvidase
mi piratería!

Villancico de la bruja que quería ver al niño
Brújula, la bruja,
brujuleteaba
por el senderillo
que a Belén llevaba.

Pañoleta fina,
escobón pulido,
zuecos charolados,
corpiño florido.
Se atusa el bigote,
zalamero, el gato.
- María, tenemos
bruja para rato.


- Déjala que pase,
José, déjala.

Suena un caramillo:
do-re-mi-sol-fa.

Brújula, la bruja,
no dice palabra.
Ve al niño y se olvida
del abracadabra.

Hinca la rodilla
sobre el suelo frío.
Sus labios dibujan:
Dios mío, Dios mío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario